Delegación de Fiestas

Noche de los Angeles

Historia

Esta es una Festividad, que desde la Delegación Municipal de Fiestas, se celebra en torno a la festividad de Nuestra Señora de los Ángeles, el 2 de agosto.

El auge de la Velada del Corpus fue rapidísimo, lo que hizo que el Ayuntamiento decidiera, desde 1867, trasladar la Velada al Paseo de las Delicias (hoy parque Genovés).

Coincide esta decisión con las primeras etapas del veraneo, lo que hizo plantearse a la Corporación Municipal retrasar la celebración de la Velada a la primera quincena de agosto, y así surgió desde el año 1870 la Velada de los Ángeles. A finales de la década de los cuarenta de nuestro siglo dejó de celebrarse, para en 1988 comenzar una nueva andadura.

Poco a poco ha sido trasladándose a diferentes lugares, e incluso sufriendo sucesivas transformaciones en su programación y estructura.

Como novedad, en los últimos años, se está siguiendo otra línea de actuaciones a la hora de definir la programación, más acorde con los tiempos y los intereses del público gaditano, y se expande su oferta, ampliando la Celebración de ésta fiesta a varias plazas céntricas de la ciudad que contarían con una masiva afluencia de público.

La Delegación Municipal de Fiestas organiza durante cuatro días del mes de agosto, durante la noche una oferta lúdica y participativa a los gaditanos, poniendo a la disposición de éstos una oferta amplia, que abarcaría desde Cuentacuentos para niños y adultos, veladas flamencas amenizadas por importantes personajes de éste arte, actuaciones musicales estelares de cantantes y/o grupos de primerísima línea del mercado musical español, e incluso actividades más típicas como actuaciones de agrupaciones carnavalescas gaditanas.

La programación de éste evento es muy flexible, ya que cada año, se siguen directrices diferentes con el fin de su dinamización, sobre todo siguiendo los dictados del pueblo gaditano, que por supuesto, manda en sus fiestas. Recientemente, éste evento se ha convertido en un carrusel de coros en verano, al uso de las fechas carnavalescas de febrero, con el fin de promocionar y traer en gran número a todos los públicos, especialmente al turismo estival que puebla la ciudad, la esencia del Carnaval gaditano, así como para dinamizar los eventos de la ciudad.

La propuesta de la celebración de un carrusel nocturno de coros en verano en torno a la Plaza de Abastos, como fórmula novedosa de promocionar el Carnaval de Cádiz en la calle ante los miles de visitantes nacionales e internacionales que pasan en la ciudad los meses estivales fue muy bien recibida y con gran disposición por todos los públicos, especialmente por la Asociación de Coristas.

La idea primitiva es mostrar en pleno verano, a una hora que puede rondar las ocho o nueve de la noche en adelante, una muestra de lo que es el auténtico espíritu del Carnaval en la calle. De esta manera, aquellos veraneantes que, por motivos laborales o por diversas cuestiones, sólo pueden visitar Cádiz en el mes de agosto, podrán comprobar en qué consiste la fiesta grande de la ciudad en la que pasan las vacaciones, siendo un escaparate inestimable a nivel nacional o internacional, favoreciendo a la misma vez a la hostelería y el comercio de la zona.